dimarts, de gener 24, 2006

Fruites i verdures

De nou a Barcelona, intentem baixar els 3 quilos que hem guanyat tots dos a l’Argentina. Ho fem a base de verdures, fruites, peix ... bé, i alguna cosa de més substància de tant en tant, per què negar-ho?



Però justament llegeixo el bloc d’Hernan Casciari on parla dels problemes dels argentins per fer “asaditos” fora del seu país, o de les seves dificultats amb el dulce de leche. Dues entrades molt divertides per recordar amb enyorança, el que hem deixat enrera...

Asaditos ...

“Con el objetivo rastrero de enloquecernos, de hambrearnos hasta que claudiquemos, han bautizado ‘chuletón’ a la costeleta, le dicen ‘churrasco’ al bife de chorizo, nombran ‘solomillo’ al lomo, y además pretenden que a las achuras, uno de los mejores inventos de dios nuestro señor, les digamos ‘menudencias’, igual que a la porquería que viene adentro del pollo en bolsa de plástico. Tras cartón, no existe sinónimo alguno para ‘chinchulines’; ninguna palabra, ningún sonido, ni siquiera una onomatopeya para nombrar esta delicia. Decís ‘chinchulín’ en territorio español y nadie sabe de qué estás hablando, o incluso te confunden con un chino y te mandan a trabajar a un sótano. Quién sabe cómo cagarán las vacas en este país, si tendrán una sonda de goma o algo, pero a los chinchulines nadie los conoce. Hay una grieta legal en el intestino delgado del vacuno, señor presidente de la Real Academia; hay una cosa blandita adentro de los cuadrúpedos que según usted no tiene derecho a identidad”

Dulce de leche...

“No hay una puta cosa en tus panaderías que tenga dulce de leche. No sos amiga de lo dulce, España. Al hojaldre lo rellenás de atún. Al bizcochuelo de chocolate le metés... ¡chocolate líquido! Tu escasez peninsular de dulce de leche casi nos hace desistir e irnos, casi nos hace claudicar. Lo confesamos. Pero somos como las hormigas negras; somos feroces y creativos. Entonces descubrimos que si comprábamos leche condensada y la hervíamos (con lata y todo) durante cuatro horas, teníamos un sustituto que nos daba fuerza. No era Chimbote, pero podíamos seguir respirando. Y así tuvimos, durante un tiempo, dulce de leche para seguir corroyéndote las entrañas, España. Creció entonces la venta de leche condensada en toda la península ibérica. Un doscientos treinta por ciento. La empresa "La Lechera" volvió a tener ganancias netas después de catorce años. Pero para nosotros la lucha continuaba sin cuartel. El dulce de leche es nuestra gasolina, y no podíamos esperar cuatro horas para zamparnos una cucharada y seguir peleando por lo nuestro. Eran muchas horas, y además las ollas se nos oxidaban. Estuvimos a punto de irnos, España. En serio. Estuvimos a ésto de dejarte en paz con tus paellas y tus corridas de toros. (…) Por eso ahora estamos felices. Porque ayer, España, caíste por fin rendida. Ayer la raza más fuerte se puso en pie, en toda su fantástica altura. Te puede el capitalismo, España, te puede el dinero. La empresa "La Lechera", al ver que el consumo de leche condensada había crecido gracias a nosotros, sacó por fin esto al mercado [La Lechera Dulce de leche]. ¡Ay, España, ahora empezá a correr! No sólo nos das combustible ilimitado para acabar con tus ruinas, sino que además lo envasás con pico antigoteo. Ahora sí que no nos vamos más. Vamos a cogernos a tus mujeres con doble ímpetu y ellas parirán hijos españoles que tomarán mate día y noche. Sí, sí, España, oíste bien: todos tus nuevos hijos tendrán apellidos que terminen con "i". Ahora no, porque ahora ni siquiera te diste cuenta de que has perdido la batalla final. Ahora no, España. Pero dentro de muchos años, cuando desde Cataluña a Andalucía, desde Cantabria hasta Melilla, todo el mundo diga remera en vez de camiseta, cuando el presidente de la Real Academia se cambie el apellido por vergüenza, ese día, España, mirarás para atrás y descubrirás que la debacle de tu pueblo comenzó la mañana de verano que se puso a la venta el dulce de leche "La Lechera". Y ese día fue ayer, 28 de julio de 2005. Feliz día de la independencia, España. Perdiste”.

2 comentaris:

aguantebolso ha dit...

M´han agradat els dos comentaris, sinples i directes..peró ja estem fatrs que aquests argentins, segurament bonaerenses, s´adjudiquin tot lo bó qur té per indubtable origen la gran terra dels orientals, casa de tots els "urugayos". Així que menos lobos bonaerenses que nos teneis contentitos.....
p.d la comunitat uruguaya de catalunya s´esta organitzant amb recolzaments alellencs i sant boians per la vendetta que patireu tots aquells que en els vostres viatges ignoreu a la república oriental del uruguay...qui avisa no es traidor..

Pablito Malo ha dit...

Tots aquests que van a l'Amèrica Llatina i no visiten "la banda oriental del Río de la Plata" no han vist les essències d'aquesta terra. És comença fent burla de la Suïssa d'Amèrica: Uruguay, i s'acaba dient barbaritats com que el asadito de tira no és bo o que els bosteros No són escòria. Vigileu les vostres esquenes i la Burgman perquè anem a per vustrus.

Ru i Ro vamos a por vosotros!

Orientaaaaaaleeeeees la Patria o la Tumbaaaaaaaa! Libertad o con Gloria Morir.... Li,lu,li,lu,li...